Hoy en día, la inmensa mayoría de los vehículos que se venden vienen con aire acondicionado de serie.

En las fechas que estamos, teniendo el verano a la vuelta de la esquina, es importante comprobar si nuestro aire acondicionado funciona correctamente y, para esto tenemos dos opciones: la primera es conectarlo y ver si enfría correctamente y, la segunda, llevar nuestro coche al taller y que nos hagan una revisión del mismo.

En el caso de que optemos por la primera opción (que seria lo más correcto), y una vez conectado vemos que no enfría de forma correcta, debemos acudir al taller para que nos hagan un chequeo del sistema. 

Fallos más habituales en el aire acondicionado

Lo fallos más habituales en el aire acondicionado suelen ser:

  • Que no tenga carga de gas
  • Que tenga algún tipo de fuga
  • Que el compresor del aire no funcione correctamente

Si solo es que cosa de la carga del gas, a causa de que con el paso del tiempo lo fue perdiendo, el problema es tan sencillo como meterle una nueva carga de gas, pero si una vez ejecutada esta acción y pasadas unas semanas vemos que deja de enfriar el aire, esto puede ser que el circuito tenga una pequeña fuga.

Si son pequeñas, puede ser que a la hora de realizar la carga nueva de gas no se detecten, ya que la maquina dará la presión correcta, pero si por el contrario a la hora de cargar el gas la máquina no diera la presión correcta, el problema se detectaría al momento. Es por ello que puede darse el caso de que tras una carga de gas todo parezca estar correcto, y al cabo de unas semanas o meses (en función de lo que usemos el aire acondicionado) dejara de enfriar de modo correcto. Esto significaría que la fuga es muy pequeña, requiriendo revisar todo el circuito hasta detectar el punto exacto de la fuga, lo que conlleva a más tiempo de reparación.

En el caso de que tras realizar la carga del gas en el sistema del aire acondicionado parezca todo correcto, incluida la presión, pero este siguiera sin enfriar de modo correcto, seguramente se trate del compresor de aire. Si esto sucediera, la reparación conllevaría la sustitución de dicho comprensor, suponiendo un coste más elevado.

Nuestra recomendación es que, cuando se acerque el verano, pongamos en marcha nuestro aire acondicionado para ver si este funciona de forma correcta y, de no ser así, lo mejor es acudir a un taller para que nos hagan un chequeo del mismo para localizar el problema y ponerle solución.

Consejos para mantener el aire acondicionado de nuestro vehículo

  • Es recomendable que, como poco, en cada estación del año encendamos el aire acondicionado. Esto hará que los sistemas y manguitos del mismo no se resequen por falta de uso, al tiempo que provocaremos movimiento en el gas que el propio circuito tiene.
  • Es recomendable que, por lo menos una vez al año, le hagamos una limpieza externa al radiador del aire acondicionado y no dejar los mosquitos o suciedad que este puede acumular a lo largo del tiempo, dando lugar a una mejor refrigeración del mismo.
  • Es recomendable sustituir el filtro de polen y de ventilación del vehículo una vez al año, ya que este suele ensuciarse con el uso y, de no hacerlo, dejaría de filtrar de forma correcta, evitando que enfríe bien el habitáculo.

Desde Talleres Oviedo Car confiamos en que estos ejemplos hayan sido de utilidad. No olvides que en nuestro talleres disponemos de recarga y reparación de los sistemas de aire acondicionado de su vehículo sea este de la marca y sea.

Utilizamos cookies. Si continúa navegando acepta su uso (ver política de cookies).