Como todos sabemos, las escobillas de los limpiaparabrisas suelen deteriorarse, bien por desgaste o bien por tiempo, ya que el componente con el que están hechos es de goma y suele deteriorarse con el tiempo, aunque no se usen de forma continua.

La manera de mantener unas escobillas en buen estado para que cuando necesitemos usarlas hagan bien su trabajo, es bastante sencillo. ¡Presta atención a los siguientes consejos!

Lo normal es utilizar las escobillas especialmente en otoño, invierno y primavera. En verano, salvo momentos puntuales, apenas las usamos, excepto por lluvias concretas o para limpiar el parabrisas de mosquitos cuando estamos de viaje.

Siguiendo este punto, imagina que estamos haciendo un viaje por carretera en el que, pasados unos kilómetros, el parabrisas empieza a llenarse de mosquitos y otros insectos voladores que nos van restando visibilidad.

En el momento en que vemos que esto empieza a suceder, tenemos dos opciones: darle al chisca del vehículo para que las escobillas hagan su trabajo, o parar en la siguiente estación de servicio y limpiar manualmente el parabrisas.

Sin duda alguna, la segunda opción es la mejor, especialmente si el parabrisas ya tiene cierta carga de insectos incrustados, ya que, si actuamos con las escobillas, es probable que generemos de mano una película de grasa de insectos junto al polvo acumulado en el cristal, y este hasta varias pasadas que tardan unos cuantos segundos en quitarse, restándonos visibilidad y conduciendo unos segundos casi a ciegas. Si para encima tenemos el sol de cara, ya la situación se pone peor y estaremos ante una situación de alto riesgo por pérdida de visibilidad, pero aún puede empeorar más la situación si previamente a iniciar el viaje no revisamos el estado de las escobillas o el depósito de agua del chisca. Y es que, si decidimos actuar con los limpias y en ese momento no tiene agua el depósito, la pérdida de visibilidad va a ser prácticamente total, aumentando las posibilidades de tener un accidente.

Consejos para mantener los limpiaparabrisas en perfecto estado

  1. Antes de salir de viaje, comprueba que el depósito de agua de nuestro limpiaparabrisas está lleno de agua o de un producto limpiacristales adecuado.
  2. Comprueba que funcionan de forma correcta y que los eyectores proyectan el agua al parabrisas de forma correcta.
  3. Mira las escobillas y revisa que estas hagan el barrido de forma limpia, sin dejar zonas sin limpiar o con restos.

En el caso de que veas que no limpian como deberían, la solución es bien sencilla: sustituye ambas escobillas por unas nuevas, revisando que sean del modelo adecuado que recomienda el fabricante del vehículo.

Mantenimiento correcto de las escobillas en verano

Es recomendable limpiar el cristal previamente a su uso, para así, cuando hagamos unos cuantos barridos con los limpias, estos solo hagan esto unas cuantas barridas sin necesidad de tener que eliminar insectos incrustados y que le cueste, ya que esta acción hará que la goma se valla deformando por el trabajo.

En cambio, si las escobillas pasan por el cristal limpio, lo que lograremos es que estas se humedezcan sin realizar esfuerzos y y sin secarse en exceso, evitando así su posible endurecimiento y deterioro precipitado.

De esta forma las gomas harán mejor su trabajo cuando las necesitemos.

En época veraniega también es importante que cada 15 días mantengamos el cristal limpio y desengrasado para que así, cuando hagamos uso de los limpias, estos hagan las barridas en una superficie menos grasienta y sucia, haciéndolas trabajar menos y con menor desgaste, consiguiendo así una mayor durabilidad de las mismas y una visión más limpia y rápida para nuestra seguridad.

Sustitución de escobillas

En el caso de que tengamos que sustituir las escobillas, es una tarea que no reúne mayor dificultad y que podemos gestionarla nosotros mismos sin mayor dificultad.

Ahora bien, si por el contrario preferimos que nos las sustituya un técnico, solo debemos acudir a un taller y que este sea el que nos la venda y nos la instale. En este caso, nos gustaría recordar que en nuestro taller Oviedo Car disponemos de escobillas para cualquier modelo de vehículo o furgoneta y de un equipo de técnicos dispuestos a asesorar y resolver cualquier tipo de duda. ¡Contacta con nosotros e infórmate sin compromiso!

Utilizamos cookies. Si continúa navegando acepta su uso (ver política de cookies).