Es importante sustituir como mínimo una vez al año las escobillas del limpia parabrisas. Nos adentramos en el otoño y todos sabemos que esta época del año y en invierno suele llover con frecuencia y es importante tener en cuenta lo siguiente por nuestra seguridad.

El motivo de sustituir las escobillas del limpia parabrisas una vez al año es porque las gomas o bien por el uso o por tiempo se deterioran y cada vez limpian peor dejando restos en el cristal sin limpiar y es muy importante que al menos una vez al mes limpiemos las gomas de las escobillas en la zona de barrido con una bayeta húmeda y que contenga algo de alcohol para desengrasarlas si a este mantenimiento le añadimos llenar el deposito del agua del chisca con un limpiacristales especifico del automóvil y que se adquiera en el servicio oficial del fabricante del coche o cualquier casa de repuestos aún mejor.

No llevar el parabrisas limpio o que las escobillas no limpien bien o el cristal tenga algo de grasa y las escobillas no estén del todo limpias provocara una visibilidad mala incrementando el riesgo de accidente al no ver correctamente.

En este ejemplo podemos ver claramente la diferencia de una escobilla en buen estado y una que no lo esta y salta a la vista la diferencia y lo que conlleva en cuanto a seguridad no llevar el cristal limpio, sin grasa, escobillas en buen estado y un limpiacristales en el deposito del agua del chisca que limpie y desengrase de forma correcta.

Es importante en el caso de que el cristal este sucio, antes de darle al mando para chiscar agua y el limpia se ponga a funcionar comprobar que el deposito del chisca tenga limpiacristales, de lo contrario las escobillas aran el barrido en seco arrastrando toda la suciedad generando una capa que dificultara la visibilidad poniendo en riesgo nuestra seguridad y la de los demás, y a mayores el parabrisas queda rayado y las escobillas estropeadas.

También es importante utilizar el chiscado de agua del limpia parabrisas una vez al mes mínimo de esta manera evitaremos que los rociadores queden obstruidos y cuando necesitemos inyectar agua al parabrisas funcionen correctamente.

Si no los usamos no saldrá agua en el peor de los casos o puede salir con poca fuerza siendo ineficaz y no llegando a mojar el cristal de forma correcta, provocando que el barrido lo haga desigual limpiando solo la zona en la que tenga agua y dejando la seca sin limpiar rayando el cristal y deformando la zona de barrido de la escobilla.

En esta imagen vemos lo que ocurre cuando el inyector del agua no funciona de forma correcta, bien porque este parte obstruido o porque tenga una avería y la bomba no inyecte agua de forma correcta, la imagen lo dice todo y nos pone en dificultades pues no veremos de forma correcta poniendo en riesgo nuestra seguridad y la de los demás.

Es por eso que es importante comprobar antes de un viaje el estado de los rociadores de agua de nuestro vehículo junto con las escobillas y de tener limpia cristales en el depósito, de esta manera evitaremos sorpresas desagradables y que ponen en riesgo nuestra seguridad.

Utilizamos cookies. Si continúa navegando acepta su uso (ver política de cookies).