Como todos sabemos, los vehículos desde hace varios años ya incorporan baterías sin mantenimiento, aunque esto no significa que no haya que revisarlas igualmente cada cierto tiempo. E incluso sería recomendable echarles un vistazo, aunque sea una vez al año, coincidiendo con la revisión y mantenimiento del vehículo.

Y es que, si se controla el desgaste de la batería al menos una vez al año, detectaremos si está bien o, por el contrario, necesita atención o ser sustituida por otra nueva. No obstante, conviene saber que normalmente las baterías que montan los vehículos nuevos vienen con algo más de capacidad y suelen durar más que la que pongamos después, aunque esta sea igual y de la misma marca.

Vida útil de la batería de un coche

Las baterías suelen durar entre tres y cinco años. Ahora bien, que duren tres o duren cinco dependerá, entre otras muchas cosas, de si el coche duerme en garaje o en la calle, si se rueda más en ciudad o en carretera, si el vehículo tiene star stop o no… Y, por lógica, que evitemos dejar alguna luz encendida del vehículo, bien sea esta del interior o del exterior.

También es importante desconectar los bornes de la batería si vamos a dejar el vehículo sin usar una larga temporada, ya que todo vehículo estando parado tiene un consumo mínimo de batería y, si está un periodo largo de tiempo sin usarse, puede llegar a agotarse.

También es importante que, cuando vayamos a poner en marcha el coche, tengamos desconectado o apagado lo siguiente:

  • Las luces del coche (tanto interior como la de los faros).
  • El ventilador que da potencia al aire del interior del vehículo.
  • La radio o equipo de sonido.

Una vez que el vehículo tenga el motor en marcha, ya podemos volver a encender todo aquello que necesitemos y que previamente hayamos apagado. El motivo y precaución de apagar todo lo que podamos no es otro que evitar sobreesfuerzos en la batería. De esta manera, alargaremos la vida de la misma.

Pueden parecer pequeños detalles, pero si se usa mucho el vehículo y en ciudad, que se está continuamente parando y arrancando, es importante.

¿Se puede instalar una batería de mayor potencia y amperaje de la que trae el vehículo?

Los fabricantes de automóviles suelen poner baterías ajustadas a las necesidades del vehículo, pero si el espacio donde se ubica la batería permite poner una algo mayor, es aconsejable, ya que le costará menos esfuerzo arrancar y soportará mejor el desgaste por uso.

Si vemos que cuando nos ponemos a arrancar nuestro vehículo no arranca, en vez de insistirle de forma repetida una y otra vez, evitemos este comportamiento y démosle un margen de tiempo entre intento e intento.

Si esto no funciona en dos o tres intentos, no sigamos, ya que podemos terminar por agotar la batería y, si de por sí ya está dañada, es muy probable que tenga que ser sustituida por otra nueva. Si esto sucede, en Talleres Oviedo Car te atenderemos y asesoraremos de forma profesional y transparente.

Por último, no hay que olvidar que las baterías son un residuo altamente contaminante y, si acudimos a un taller homologado y que esté al día en cuanto a certificados de tratamientos y manipulación de productos residuales de alta contaminación, como las baterías o los aceites, una vez ese taller nos ponga la batería nueva, sabrá qué hacer y cómo almacenar la batería vieja hasta que esta sea depositada en un punto limpio.

Si por el contrario somos nosotros como usuarios del vehículo los que decidimos sustituirla por nuestra cuenta, lo que tenemos que hacer de forma inmediata una vez cambiada la batería, es llevar la vieja al punto limpio más cercano que tengamos. Ellos allí sabrán tratarla para evitar un impacto contaminante. Seamos prudentes con esto, pues si dejamos una batería tirada en la calle, no solo perjudicamos al medio ambiente, sino que además nos arriesgamos a una posible sanción.

Utilizamos cookies. Si continúa navegando acepta su uso (ver política de cookies).